15 abr. 2013

Zara se juega su Reputación de Empresa Ética


Nos encanta la moda solidaria, nos hace sentir bien por dentro y por fuera , aunque a veces hay noticias sobre la moda que provocan lo contrario. 

La empresa Zara ordenó el cierre de una fábrica en Bangladesh que pertenece a uno de sus proveedores después de que trabajadores de la planta se quejaron a la BBC sobre las condiciones laborales en el lugar. Una inspección de las instalaciones de la fábrica en la capital bengalí, encontró condiciones laborales “muy pobres”. 

 

Una trabajadora de la fábrica le dijo a la BBC que “la condición general de la fábrica no es buena; hay abusos verbales y también abuso físicos“. Si cometemos un mínimo error, nos golpean o nos los deducen de nuestros salarios . 

El titular de responsabilidad social de Inditex, Javier Chercoles, le dijo a la BBC que Zara no estaba al tanto de que estuviese comprando prendas de esa fábrica en los últimos cinco años. Como resultado de las acusaciones, Chercoles viajó a Bangladesh y descubrió que allí no se producían prendas de Zara, aunque sí prendas de otras marcas internacionales. 

Sin embargo, lo que descubrió Chercoles es que ésta era una fábrica asociada a otra que sí produce prendas para Zara en la que -según Inditex- las condiciones son mucho mejores. Las dos fábricas no están cerca entre ellas, pero Chercoles admitió que era posible que se haya transferido parte de la producción de una a la otra sin la autorización ni el conocimiento de Inditex. 


El portavoz de Zara le dijo al dueño que para que Inditex sigue siendo un cliente debe “corregir” la situación. El dueño de la fábrica proveedora ha acordado cerrarla y reubicar al personal en otras plantas antes del 25 de septiembre. 

Varias empresas textiles internacionales importan su producción desde Bangladesh. 

La decisión de Zara ha sido acertada , saben que los consumidores están cada vez más alertas de cómo y dónde se producen sus prendas baratas: por ello, sienten que su reputación está en juego. Aunque quizás habría que exigir a estas grandes empresas un mayor control sobre sus proveedores. Desconocemos cuáles son las marcas internacionales que se fabricaban en la factoría clausurada.

Comentario personal:

Es lamentable que en el siglo XXI existan empresas que se aprovechen de países cuyas condiciones laborables dejan tanto que desear. En mi opinión en caso de que esto no hubiera salido a la luz, seguiría sucediendo incluso con el conocimiento de los jefes y directivos de la marca, ya que es muy provechoso para ellos.

No hay comentarios: